martes, 16 de abril de 2013

Centro de Formación de Ávila (1)

   Es el objetivo de todo opositor: El centro de formación de Ávila. Los que tengais la suerte de llegar hasta aquí tenéis que empezar a preparar los hombros para llevar una gran responsabilidad. Desde el momento en que cruzáis la puerta dejáis de ser particulares y os convertís en policías alumnos. Os verán como parte de la organización, que de hecho lo seréis, y vuestras acciones repercutirán en la imagen de la Policía  Esto supone que si antes de entrar os emborrachabais en público con vuestros amigos solo se perjudicaba vuestra dignidad e hígado. Ahora, la gente no verá a Manolito o Pepe, sino al policía o alumno de policía  y vuestras acciones mancharán el nombre de toda la institución. No se trata de convertirse de repente en un modelo de vida recta abstemia y católica, pero hay que saber donde se está, y que nuestras acciones representan a los miles de compañeros que llevan y han llevado el mismo uniforme.
 
   Nuestra autoridad siempre está en entredicho: a la gente le mosquea que se le recrimine saltarse un semáforo si cada día ve hacerlo a los zetas para ir a tomar café. Por eso, además de la autoridad reglamentaria de la que nos nota la administración, debemos esforzarnos por contar con la autoridad moral que da ser siempre ejemplo de cordura y corrección, fomentando estos valores entre nuestros compañeros. Si llevamos este chip implantado desde antes de cruzar los muros de Ávila, tendremos mucho ganado.

   También debemos frenar nuestro impulso de notoriedad. Es normal que estemos contentos y orgullosos de haber superado una difícil oposición y de acceder a tan destacado cuerpo, pero no debemos gritarlo a los cuatro vientos. Desde el momento en que veáis vuestro APTO en la pantalla deberéis tener en mente las más elementales reglas de autoprotección: por desgracia, para algunos sectores o colectivos somos dianas. No hay que ponerlo tan fácil. Tampoco debemos intervenir francos de servicio esgrimiendo nuestro carnet de alumnos de la academia. Esto puede traernos muchísimos dolores de cabeza, a menudo la intervención más inteligente es coger nuestro móvil y llamar al 091.

   En definitiva, debemos asumir como nuestros los valores que un día fueron los elegidos para representar a este gran Cuerpo Nacional de Policía, y que quedaron inmortalizadas en el acceso al centro de formación:
SERVICIO
 ENTREGA
DIGNIDAD
 LEALTAD

2 comentarios:

Ana Inigo dijo...

Hola, querría saber algo más sobre los requisitos para solicitar el externado en escala básica o saber qué reglamento o normativa lo regula para recurrir a él. en algunos sitios leo que hay que estar empadronado en Ávila con cierta anterioridad,en otros que con estar casado vale...¿hay alguna referencia a estar casado y tener hijos menores de edad? Gracias de antemano

Ethan dijo...

Es muy raro que concedan el externado a alumnos de la escala básica. Como dices, creo que uno de los requisitos es llevar 6 meses empadronado en Avila, pero aun así hay que solicitarlo y te lo pueden no conceder. Se utiliza solo para ocasiones excepcionales.

En cualquier caso yo enviaría un email a División de Formación y Perfeccionamiento y expondría tu caso. Un saludo