sábado, 30 de enero de 2016

Guías Caninos en la Policía Nacional



La Unidad Especial de Guías Caninos es otro de los destinos estrella para los futuros agentes del Cuerpo Nacional de Policía, y uno de los que más preguntas y simpatías suscita, debido sin duda a la particularidad de contar con policías de cuatro patas en sus filas.

Su origen data del 1 de enero de 1.945, en que se crea la Sección de Guías Caninos, con ubicación en Madrid. En un primer momento cuenta con 8 perros de raza Pastor Alemán y su finalidad es luchar contra la delincuencia existente en la época.

Las Unidad de Guías Caninos está encuadrada en la Jefatura de Unidades Especiales de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, y los policías adscritos a ella lucen su distintivo en el uniforme reglamentario.

Las funciones de estos perros y sus guías son las de:
  • Localización de explosivos: Servicios de carácter preventivo y amenazas de bomba, reales o simuladas.
  • Búsqueda de drogas: Colaboración y apoyo con los Grupo de estupefacientes de toda España. Estos perros se emplean de forma preventiva en estaciones de tren y de autobús, barcos, centros docentes.
  • Defensa y acompañamiento: Disuasión de alteradores del orden en encuentros de fútbol u otros acontecimientos de masas considerados conflictivos o de alto riesgo. 
  • Rescate: Localización de personas sepultadas bajo escombros por catástrofes naturales o provocadas. Localización de personas en grandes superficies. 
  • Detección de acelerantes del fuego: Última especialidad creada en la Sección de Guías Caninos que colabora con los especialistas de Policía Científica en las investigaciones sobre incendios.
  • Localización de Personas Ocultas: Localización de personas ocultas, para el paso clandestino de fronteras. 
  • REHU: Búsqueda, localización y recuperación de cadáveres, restos humanos y fluidos biológicos.
  • BCL: Búsqueda de billetes de curso legal.



La forma de acceder a esta unidad es por Concurso General de Méritos, y por supuesto hay que ser funcionario de carrera del Cuerpo Nacional de Policía. Una vez dentro, se realiza un primer periodo de formación de dieciséis semanas, siéndole ya asignado a cada aspirante su perro correspondiente. Posteriormente y durante la carrera laboral, se realizan otros cursos de actualización o de especialidad. Es habitual que cuando estos perros cesan su servicio, su guía se haga cargo de ellos de forma privada, aunque no en todos los casos es posible. Por eso nació la ONG "Héroes de cuatro patas" para buscar adoptantes de estos animales, y que puedan pasar así sus últimos años con una familia, en lugar de en las instalaciones de la Dirección General de la Policía.

Estaré encantado de resolver cualquier duda en los comentarios

domingo, 3 de enero de 2016

Opositar a Policía Nacional teniendo carrera ¿Más fácil?


Una de las preguntas que atiendo más asiduamente en este blog es si haber cursado estudios superiores nos da algún tipo de ventaja en la oposición a la Escala Básica del CNP. Algunos incluso parece que piensen que por tener un grado, les van a regalar el puesto. La respuesta rápida es que NO, no supone una ventaja, se realizan las pruebas y posterior formación en las mismas condiciones que el resto de oposiciones.

Profundizando un poco podemos matizar que el contar con una carrera en nuestro haber nos podrá ofrecer alguna ayuda en nuestra trayectoria profesional dentro del cuerpo, sumando puntos de baremo en los ascensos, o si queremos acceder a una especialidad relacionada con nuestros estudios, pero no nos va a dar ninguna ventaja frente al resto de opositores.

lunes, 14 de diciembre de 2015

ALGUNOS SOMOS ESPAÑA



Así es amigos. Algunos somos España. Algunas personas de bien que sentimos profundamente la muerte de dos seres humanos que estaban haciendo su trabajo con los medios de los que disponían. Nosotros no somos Francia, no somos un pueblo unido, y ni muchísimo menos, somos un pueblo con empatía hacia las personas que nos protegen. Ser Francia es solidaria y moderno, ser España, facha y casposo. A una gran mayoría no le ha afectado en nada la muerte de mis compañeros, ellos son los menos malos, al menos no esconden vilmente su inhumanidad. Son peores las aves de carroña que dan condolencias y se suben al carro de los minutos de silencio y los homenajes cuando, o bien en el fondo les da exactamente igual o incluso creen que se lo tienen merecido, o bien teniendo mando y responsabilidad, han permitido que esos compañeros fallecidos y muchos otros realicen sus funciones con medios y formación deficientes.

Yo hoy digo, soy español, soy policía nacional, y cada día vestiré mi uniforme con el orgullo de saber que antes que yo, lo llevaron hombres de la talla de los que han caído ese fatídico día en Kabul.

Descansen en paz

viernes, 14 de agosto de 2015

El próximo año se podrían ofertar unas 3.500 plazas para Policía Nacional y Guardia Civil


La decisión del Gobierno de subir hasta el 100% la tasa de reposición de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado puede provocar que las nuevas promociones tanto de Policía Nacional como de Guardia Civil vuelvan a ser numerosas. De hecho, así lo aseguró el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en una visita a Ávila. “Esta decisión supondrá una inyección de efectivos para la Escuela Nacional de Policía”, recalcó.

Según aseguran desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), se prevé que durante este año se jubilen unos 2.800 efectivos del Cuerpo Nacional de Policía. “Llevamos unos años en los que se están produciendo alrededor de unas 1.000 jubilaciones trimestrales”, subrayan. Desde la delegación aragonesa señalan que cada año se jubilan más de 100 personas, “mientras que no entra casi nadie”. Esto ha provocado que en los últimos años se hayan perdido 226 agentes en Aragón.

De este modo, si el Ministerio de Interior cumple con el 100% de la tasa de reposición que aparece en los Presupuestos Generales del Estado, más de 2.500 personas podrían entrar en la academia el próximo año. “Como primero hay que pasar un año en la academia y después elegir destino, en estos momentos, estamos aguantando con los efectivos que llegan de promociones anteriores, pero ya empezamos a tener algún déficit”, explica Gonzalo de Miguel, secretario de organización del SUP en Aragón. Asimismo, especifica que, aunque no tienen todas las plazas cubiertas, todavía siguen siendo un cuerpo numeroso.

Las oposiciones de estos tres cuerpos funcionan de la misma manera: las plazas que se ofertan no tienen por qué ser proporcionales a las vacantes de cada región. “Por ejemplo, en la Policía Nacional, la gran mayoría de las plazas son en Madrid o Barcelona, mientras que una minoría se reparten en el resto del país”, subraya de Miguel.

La Guardia Civil también podría ver incrementado su cuerpo con este aumento de la tasa de reposición.“Cada año se jubilan alrededor de 1.000 efectivos en España”, sostiene Cristóbal Soria, portavoz de Aragón de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). Una información que confirman desde la propia Benemérita. “Ahora solo queda saber si se van a cubrir todas estas vacantes”, dice Soria un tanto escéptico. En su opinión, la oferta pública del próximo año subirá, aunque no está seguro de que se lleguen a cubrir el 100% de las jubilaciones.

Según Soria, en Aragón, cada año unos 150 guardia civiles pasan a reserva, se retiran por pérdida de facultades o se jubilan. “En estos años hemos perdido muchos efectivos y para volver a funcionar con normalidad necesitaríamos a unos 500 o 600 guardia civiles más”, asegura. Tal es la pérdida de funcionarios que en el último año han tenido que reducir en 1.000 las patrullas realizadas y han recorrido 350.000 kilómetros menos que en 2013. Un descenso similar al vivido también de 2012 a 2013